sábado, 20 de septiembre de 2014

Reseña: Por trece razones - Jay Asher

Bueno, hoy andaba en la librería y me dieron varios tipos de dolores en el corazón y fríos en el cuerpo. Lindos libros desolados esperando a una persona con dinero que se los quiera llevar consigo. *se le resbala una lágrima y tiembla en su mentón antes de caer al desolado vacío donde deberían estar los libros y dinero para comprarlos*
Pero, ya porfin hoy les traigo, pequeños grandes viajeros de este mundo de historias, la reseña deee:
Título: Por Trece Razones
Autor: Jay Asher
Publicación: 2007
Páginas: 304

Sinopsis:
Clay Jensen no quiere tener nada que ver con las cintas que Hannah Baker grabó. Hannah está muerta. Sus secretos deberían ser enterrados con ella. Pero la voz de Hannah le dice que su nombre está en las cintas - y que él es, de alguna manera, responsable de su muerte.
Durante una noche, Clay los escucha. Sigue las palabras de Hannah por la pequeña ciudad... y lo que descubre cambia su vida.


Reseña:

Lo primero que me toca agregar sobre esta novela es la manera bastante original que tiene Jay Asher para narrar todo. En este libro nos tocará leer desde la voz de Clay, uno de los culpables de la muerte de Hanna, y la voz de Hanna por medio de los casetes. Cada capítulo es una cara de los siete casetes que le mandan a Clay en una caja de zapatos. Y, ¿qué puedo decir?, es bien hipster eso.

Hanna es una chica realmente normal. Una adolescente con problemas de personalidad, insegura de sí misma, no muy inteligente, hispter, bastante creativa, miedosa y MÁS HIPSTER. Ella tuvo que afrontar muchos sucesos considerados horribles desde su punto de vista y trató con personas sin alma ni corazón que las condujeron a un suicidio. En esta novela es más que visible el hecho de que cada cabeza es un mundo.

A ver, al principio de la novela, Clay Jensen dice, afirma, asegura, confirma y requete repite que no conoció realmente a Hanna y a mitad de la novela dice que incluso hasta le gustaba la suicidada.

Posiblemente estoy siendo un tanto mordaz al respecto del suicidio de Hanna o el suicidio en sí, pero en serio, este fue un suicidio con mucho estilo, porque se puede sentir la depresión de Hanna y se puede sentir la razón de porqué se suicidó.

No puedo decir que fue estúpido, porque sus sentimientos son suyos y solo suyos, tampoco puedo decir que no debió enviar las cintas, porque sus pensamientos son suyos y solo suyos. No puedo decir nada al respecto de sus acciones, pero si puedo afirmar algo: Lo tenía bien planeado. Es decir, no fue simplemente matarse, sino que se sienta el rencor y los malos sentimientos que ahondaban en su corazón, tantos así como para enviar a cada una de sus razones/gente-que-la-llevó-al-suicidio los siete casetes con uno en dedicación completa a esa persona.

Es una persona dolida, y se le nota mucho.

Otra cosa a agregar es que en serio me gustó mucho el libro, todo se narra en un solo día. Cuando Clay encuentra los casetes frente a su puerta. En un día entero los escucha todos, y como lo dice Hanna, al día siguiente manda la caja a la próxima razón.

Nadie notó los signos de suicida que estaba teniendo Hanna, nadie notó su profunda depresión, nadie notó que la chica estaba inmersa en su sufrimiento y solo se dieron cuenta cuando recibieron la caja de la chica que se ahogó con pastillas en vez de concentrarse en donar sus órganos.

Entonces sí, habían parte realmente feas, y otras que eran hasta coquetas, pero el ambiente es tan tétrico que te deprime.

Y fin, no escribiré más porque me lo prohibo.

Puntuación:

2 comentarios:

Susan Condor dijo...

Hola!!!
He oído buenas cosas sobre este libro, tanto como malas. Quiero hacer mi propia opinión así que espero leerlo pronto. Gracias por la reseña. Besos =)

Yelaah Nikole dijo...

xD eh, ¡Gracias por leer!

Esperaré tu reseña, así, para los gustos los autores, así que espero saber que piensas sobre el libro.

Publicar un comentario

"La lectura es lo mismo para la mente, que el ejercicio para el cuerpo"