lunes, 8 de septiembre de 2014

Confesiones Lectoras #1


No pos equiz.
Me acaba de suceder hoy.
Estaba en el salón de belleza, y no he tenido tiempo ultimamente para leer (shoren por mí) entonces ya que mi turno era como dentro de una hora, tomé el celular de mi mamá -porque yo no tengo- e inicié uno de los libros que le había descargado (le descargo libros al celular de mi mamá para cuando ando con ella). Este libro era Dare to you de Kattie McGarry y desde las primeras 40 páginas me temblaba el labio y un gimoteo de mi parte amenazaba por salir. No fue para nada fácil hacerles creer a las doce mujeres que rondaban alrededor que no estaba sucediendo nada en mi interior. Más de una tos falsa me salvó de las miradas extrañas y hasta me preguntaron si estaba agripada.
Tip:
Cuando sucede esto, lo más favorable es hacer un estornudo falso que "te saque lágrimas"... o parar el libro y darte un descanso de quince minutos.
Y pues. Eso fue todo por el momento. Dejaré las lágrimas para otro entonces.
Pesos lectores.

3 comentarios:

Constanza dijo...

Holaaa!!!
ay! pero me siento 100% identificada!!!
yo tengo parar pero igual se me nota porque soy super expresiva!!! :/
espero poder leer pronto la reseña de ese culebrón xd
besitos :3

Fernanda Chamorro dijo...

Jajaja ay, Angela.
Tienes suerte de poder concentrarte en el salón de belleza, yo lo intenté unas cuantas veces muy contadas, pero entre tan voces y habladurías no logro entender ni una sola oración de lo que leo.
De igual forma, creo que tu tip me ayudará cuando lea en otros espacios abiertos. Besotes :D

Yelaah Nikole dijo...

* Hahahah, la haré Constanza.

* Fer, normalmente me concentro hasta cuando hay un tornado peinandome las cejas si el libro es bueno xD pero si me doy cuenta que estoy muy concentrada, noto todo mi exterior y leo la misma frace veinte veces antes de continuar xD heheh

BESOOOS :*

Publicar un comentario

"La lectura es lo mismo para la mente, que el ejercicio para el cuerpo"