martes, 29 de noviembre de 2016

¡Nueva casita para mis libros! ¡Adiós maleta!

Uy, pero que hace días que no paso por aquí. ¡No se asusten! Es solo que estaba pasando por unos interminables análisis de salud nuevos y además... ¡tengo braces ahora! (por eso no me he atrevido a grabar ningún video) Pero ¡les tengo noticias! (sí, estoy usando muchas exclamaciones).

Pues, también estuve remodelando la habitación que comparto con mi hermana, y en eso mis padres hoy me sorprendieron yendo a IKEA y comprando un librero ¡SÍ! ¡UN LIBRERO! ¡YA MIS LIBROS NO VAN A ESTAR GUARDADOS EN UNA MALETA!

Y es que ese siempre fue un problema para mí, el "dónde c#%÷$ poner mis libros" constante, pero mis padres no solo se la lucieron con la compra, sino también con la elección del tamaño, color, estilo; los cuales no son algo disque "uys" pero para mí es perfecto. Entonces desde que llegué (y comí, me bañé y vi un episodio de "La niña") jalé a mi papá y nos pusimos a armarlo juntos. Luego rescaté todos mis libros de sus miserables vidas cautivas y los organicé por... pues, por nada, por los que combinaban o algo así. Lo que sí sé es que puse los que compré a 25 pesos juntos y los de la edición de joyas del milenio los coloqué uno al lado del otro en orden de adquisición. E incluso siempre me pregunté porqué las personas tenían cosas delante de sus libros en sus libreros, y ahora le encuentro una explicación: es que queda mucho espacio y uno tiene muchos disparates, así que coloqué un velón que me regalaron en unos quince, mi alcancía (en la que ahorraba para el librero) y mi cubo rubik a medio armar, y no puedo decir que se ve hermoso, pero para mí está perfecto.

Si se dan cuenta, arriba también están mis cuadernos de la escuela, y coloqué unas leches del politécnico que no tienen un pronóstico de vida muy optimista que digamos, además de La Carta de las Naciones Unidas y Estatuto de la Corte Internacional De Justicia que está en la esquinita de la tercera hilera.

No puedo contener mi alegría, porque ahora los puedo cuidar de una manera más propia y se me hará más fácil leer los que aún no he leído.

Un gusto contarles sobre mi librero nuevo, sigan su curso, viajeros de este mundo de historias *guiño guiño*.

2 comentarios:

Laura Álvarez dijo...

¡Hola! Te devuelvo la visita. Muchísimas gracias por haber visitado mi blog; Pero déjame decirte que el tuyo es fenomenal, me llama mucho la atención la manera en la que describes tus sentimientos y lo que piensas. A parte, eres una excelente booktuber.
Te deseo la mayor de las suertes.
Y te lo digo con completa sinceridad, me encanta tu blog.
¡Sigue así!
Saludos desde Honduras.

Yelaah Nikole dijo...

¡Gracias Laura, POR TODO!
Y seguiré así *guiño guiño*

Publicar un comentario

"La lectura es lo mismo para la mente, que el ejercicio para el cuerpo"