jueves, 17 de abril de 2014

Autores burlones...

Luego de unos muy extensos días de análisis (de hace quince minutos a acá) he llegado a la conclusión de que los escritores son unos burlones.
 "Pero... ¿Por qué Ángela? ¿Qué te han hecho los escritores para que pienses eso?"
Fácil, nosotros los lectores somos unos crédulos, y más si la historia está contada en tercera persona. No vemos más allá y simplemente creemos lo que nos dicen los escritores, así, explícito.
Sí el escritor dice: "María murió" ¡Pues María murió compadre! La lloramos, le hacemos un sepelio y hasta le inventamos los nueve días. Pero eso no es para que después de que superamos el trauma el escritor nos venga en el otro libro a decirnos que María en realidad no murió, solo andaba de parranda.
...
...
...
¡¿QUIÉN TE CREES QUE ERES PARA JUGAR CON MIS SENTIMIENTOS?!
¿He pecado? ¿He pecado señor?
Voy a poner unos pocos ejemplos de lo burlones que son los autores:
Gabriel García Márquez. El escritor más burlón que he conocido hasta el día de hoy. Sí, ese mismo, el que nos dijo lo que iba a pasar, y pasó, pero no de la manera explícita que nos imaginamos, si leíste Cien años de Soledad, ya sabes de lo que estoy hablando.
El spoiler de Cien años de soledad está blanqueado, si desea verlo bajo su propio riesgo, sombrear: Cuando Rebeca llegó a la casa y se ganó a la familia, Gabriel nos dijo que desde ese momento ella iba a ser una Buendía, y ese apellido la acompañaría hasta su tumba, ¡Pero yo no me esperaba que fuera porque se casó con José Arcadio! Ay casi me da un ataque en ese momento.
Otro libro que me dejó más que atónita, porque el realismo del libro fue demasiado impactante fue: Wherever Nina Lies, porque... es un libro maduro. En definitiva, la escritora no te miente de cómo es la vida, todo lo contrario, te da a ver que hay cosas peligrosas en este mundo y que nada sucede por casualidad. Es un libro buenisimo, porque te da ese final feliz, pero no como lo esperabas. Ya que ella te cuenta la idea desde el ángulo de la protagonista, y eso es buenisimo, porque cuando todo se desata, tú te sientes traicionada/o y engañada/o también (vale, a nadie le gusta sentirse así).

Una prueba más es A Match Made in High School porque al final te da la dosis de realismo, de que la protagonista es una idiota total (lo siento, pero cierto). Y te terminan de contar de que toda la idea que te contaron al principio, no era así para nada, no tenía ni que ver lo que estabas leyendo con lo que en realidad estaba pasando.


Pero, de eso se trata ¿no? Nosotros los lectores somos unos crédulos y nos encanta serlo, porque esos golpes magnificos de incredulidad son asombrosamente inolvidables y nos chocan de una manera que nos hace vivir esa deliciosa sensación de "¡¿Cómo no lo vi antes?!"

Así que hasta aquí lo dejo. Sabemos que los escritores son unos burlones, y los lectores unos crédulos, y todo funciona perfecto de esa manera.

2 comentarios:

Catalina Fernández dijo...

Ahahaha totalmente cierto! Lo peor, es que a nosotros los lectores nos gusta que sea así :( que se le va a hacer...

Gracias por tu comentario en mi blog! Te sigo :)

www.lamadrigueradecat.blogspot.com

Yelaah Nikole dijo...

Hahahah, alguien que me entiende ñ.ñ
siempre ñ.ñ

Publicar un comentario

"La lectura es lo mismo para la mente, que el ejercicio para el cuerpo"